otros BLOGS de interés.


Mis creaciones de cerámica en...

viernes, 11 de mayo de 2012

RELATO Nº 3 : " El Viaje". (viajes interiores)

"El viaje mas interesante que se puede hacer ..."
"El Viaje". 

“El viaje mas interesante que se puede hacer
 en esta vida, es el viaje hacia el interior de
 uno mismo”

 Hace años asistí a una charla sobre 
“escritura creativa” impartida por la 
escritora Cristina Cubas. 
Entre muchas cosas la escritora reflexionó sobre cierto tipo de viajes interiores, ilustrandolos con una anecdota propia. 
Inspirada en aquella tertulia, unos días atrás, escribí este relato breve. Espero que os guste. 



Llamaron a la puerta.
Abrí, encontrándome cara a cara con una monja. Tras unos instantes de desconcierto intuí que podria tratarse de una religiosa, de las varias que viven en un convento de clausura pegado al alto bloque de apartamentos, donde vivo. 

Tras la inicial sorpresa le pregunté el motivo de aquella visita, ya que nunca antes había tenido contacto con ninguna de ellas. 

La respuesta fue simple: 
 - “Verá... entré en el convento siendo casi una niña… y nunca he vuelto ha salir de él. Ahora, siendo ya bastante mayor, siento cierta curiosidad y... le parecerá extravagante, pero no quisiera morir sin saber cómo nos ven el resto de vecinos desde sus casas. Descubrir esa “otra perspectiva”, me parece interesante, ¿Podría utilizar su terraza para ello?”
  
 Entre sorprendida y encantada, la dejé pasar, la acompañé a la terraza y fui testigo de cómo la anciana monja observaba entre emocionada y cavilosa, aquella visión nunca antes contemplada: las paredes encaladas de blanco del convento, con su patio interior convertido en un jardín gracias al trabajo de sus manos... de hecho, un par de sus compañeras estaban en aquel momento atareadas con unos rosales...  la mujer sonrió en reconocerlas, pero no se conformó con aquella visión. Sus ojos se deslizaron hacia los alrededores. Desde la terraza del atico se vislumbraba aquella amplia avenida y sus calles colindantes, la gente yendo y viniendo, las prisas, los atascos, los vecinos mas pequeños ocupando el parque cercano, jugando a pelota o entreteniendose con los columpios, los autobuses cargando y descargando usuarios, supermercados vomitando gente, motocicletas zigzageando entre los coches... 

La mujer permaneció absorta varios minutos, no sé si pocos o muchos, porque lo cierto es que yo habia perdido la percepcion del tiempo, intentando adivinar sus pensamientos, qué habia tras aquellos ojos gastados por el tiempo, que seguramente veían mas allá de lo que yo contemplaba. 

Finalmente, tras agradecerme el acceso a mi vivienda, desapareció tan sigilosamente como había hecho acto de presencia. 
Fuí incapaz de decir nada salvo "no tiene importancia, vuelva cuando quiera". 

Aquel aparentemente inocente suceso,  me dejó no obstante conmocionada y llena de una extraña inquietud, llevándome a reflexionar sobre el asunto. 

Hasta deducir que aquel “corto viaje” efectuado por la monja, era realmente el mas difícil y peligroso que podía efectuar todo ser humano. 
Ya que, entre otras cosas, se necesita una buena dosis de humildad para aceptar qué espacio ocupas en el universo, y qué visión o perspectiva pueden tener otros de ti... en ocasiones nada parecida a la que que tú tienes de tí mismo. 

Si, se necesitaba una buena dosis de valentia para hacerte aquella pregunta, y otra buena dosis  para, llegado el caso, rectificar el camino mal trazado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario